TRACCIÓN ANIMAL

En 1848 se inauguró el primer ferrocarril de la España peninsular, que rápidamente se extendió por toda su geografía. A finales del mismo siglo XIX ya circulaban los primeros camiones por nuestras carreteras. ¿Cómo se movían las mercancías antes? Principalmente con el sudor de los animales sin menospreciar el de los humanos.

El transporte marítimo es conocido desde épocas remotas y siempre ha sido la forma más económica de enviar la máxima mercancía a más larga distancia. No es el medio más rápido.  Tanto las tempestades como los omnipresentes navegantes piratas hicieron que se perdiesen muchas vidas y mercancías.

El transporte fluvial también destacó por su importancia. Tanta, que muchos gobiernos europeos crearon una considerable red de canales y exclusas que permitían atravesar el país pasando de un río a otro. En España, la compleja orografía, la baja pluviosidad en la mayor parte del país y la práctica ausencia de ríos navegables relegó este tipo de transporte a las zonas bajas de unos pocos ríos (Ebro, Guadalquivir, Tajo...) y a los escasísimos e inconexos canales de navegación que se crearon (como el Canal de Castilla, el Imperial de Aragón,...).

Navegar por un río o un canal a favor de la corriente es un ejercicio plácido y descansado, pero volver en sentido contrario precisa de una fuerza motriz. Grandes navíos podían subir a vela por el Guadalquivir hasta Sevilla, pero era la excepción. El transporte solía realizarse en embarcaciones más pequeñas y el río o canal se remontaba con tracción animal. Paralelo al curso acuático, siempre hay un "camino de sirga" desde el cual los marineros o las caballerías arrastraban la embarcación tirando de una cuerda ("sirga").

En Miravet, una mula arrima el carro para cargar uva en el laúd (típica barca de transporte del río Ebro). Nótese la cantidad de marineros, necesarios para retornar el laúd río arriba a fuerza de brazos. Mula arrastrando una barcaza por el Canal de Castilla

Pero la mayoría del transporte siempre se realizó por carretera, a cargo de unos pocos tipos de animales: Los bueyes, muy lentos pero con gran capacidad de arrastre.

Carreta arrastrada por dos bueyes cuernilargos en ultramar Cargando abono, con una carreta tirada por bueyes autóctonos

Caballos, el "noble bruto". Hay muchas razas, y unas son más apropiadas que otras para cada tipo de trabajo. En nuestro país los caballos se usaban menos de lo que comúnmente creemos para el transporte de mercancías, pues eran animales relativamente caros y delicados. Sólo cuando la velocidad o la estética eran esenciales los caballos tiraban del carro. En cambio eran imprescindibles cuando debía montarse en ellos, pues se consideraba que montar en cualquier otro animal menoscababa la dignidad del jinete.

La diligencia de Igualada. Típico "autobús" con tracción de sangre. La ligereza y velocidad del caballo lo hace apropiado para el transporte rápido de personas. Entierro en Valls, 1929. El ataúd y carro blancos indican que el finado era un niño o doncella. Para estas aplicaciones, la velocidad no importa, pero la noble estampa del caballo proporciona mayor solemnidad a la ocasión.

El asno o burro, animal de pequeño porte, grandes orejas y reconocida testarudez. Se le consideraba innoble y sólo gente de baja condición podía ser vista montándolo. Es raro verlo tirar de un carro, en parte porque su pequeño tamaño lo hace inapropiado para ello y en parte porque no cuadra con el temperamento de este animal. Suele vérsele con la carga en alforjas o angarillas y es imprescindible cuando debe llevarse mercancía a través de montañas donde los caminos son escasos y abruptos. Es capaz de subir por montañas con una carga considerable y de pasar tranquilamente junto a precipicios por los que un caballo se niega a transitar asustado. Exploradores, buscadores de oro, ejércitos... hasta que apareció el helicóptero, ningún otro vehículo podía sustituirle en alta montaña. En la actualidad está en vías de extinción en muchos países, aunque en España hay varios grupos que intentan su recuperación.

Transportando latas de petróleo en Persia (actual Irán) Equipado con angarillas especiales, este burro ejerce de butanero

Y el animal que realmente movía nuestro país: la mula. Es un animal híbrido, resultado de cruzar un burro y una yegua. El cruce entre burra y caballo es mas raro, dado que el animal resultante es más pequeño. Es un animal estéril, por lo que si desaparecen los burros, también lo harán las mulas. Une lo mejor de ambos animales: la fuerza y resistencia del burro multiplicadas por el tamaño del caballo, pezuñas fuertes, docilidad y versatilidad (aunque también parte de la testarudez del burro). Se distinguen porque tienen el tamaño del caballo y las orejas de una longitud intermedia entre las pequeñas del caballo y las enormes del burro. 

"Transporte especial": reata de mulas transportando una caldera de vapor de Valls a Vilallonga del Camp en 1918 Tiro de mulas llevando maquinaria a la cantera de Caldes

Se han utilizado otros animales para la entrega de mercancías: renos, perros, incluso podríamos incluir las palomas mensajeras. Pero salvo estas últimas, en España apenas han tenido incidencia práctica.

Espectacular fotografía de un carro descargando un avión. Miserias de posguerra junto a la alta tecnología Bombero de Barcelona mostrando su flamante bomba de agua a vapor tirada por dos caballos
Reata de cinco mulas arrastrando un carro con sacos de grano Carro "de 4 bocois" en Sarral. Típico carro para transporte de grandes barriles (bocois) de vino. Éstos van colgados de la estructura del carro mediante unas cuerdas o bragas y se cargan desde abajo.
Patio central de Fomento de Obras y Construcciones Vendimiando en Valls
"La barca de Benissanet", transportando un carro entre las dos orillas del río Ebro sólo con la fuerza de la corriente Pescadores cargando una gran red de pesca, después de su preceptivo secado y remendado
Carro con curiosa carrocería tipo furgón para el transporte de canales de carne. Tiene el eje partido para maximizar su capacidad de carga Unidad montada de la Guardia Urbana de Barcelona en uniforme de gran gala
Aguador rellenando un cántaro. Lleva un carro de vela con un gran barril colgado Diligencia Alcoy-Alicante, c.1875l
Tranvía con "tracción de sangre" en la Rambla de les Flors de Barcelona Carro de bueyes de "estaquirots" o "estacones" Según la longitud de las estacas, permite llevar cargas ligeras estibadas a mucha altura
Carro tipo "duque", de dos ejes y descubierto. Utilizado por la nobleza "para ser visto" Tranvía con tracción de sangre e "imperial" (con asientos en el techo) frente a la plaza de toros Las Arenas en Barcelona.
Romería de Sant Jeroni, en Mora de Ebro Toda la familia a punto para empezar la vendimia en algún lugar de la Ribera de Ebro
En las décadas de 1960 y 1970, muchos carros se modernizaron con ejes para remolque que incorporaban frenos mecánicos de tambor y ruedas con neumáticos. Mora la Nova Sencilla diligencia para trayectos cortos en Calp (A)
 
Página anterior Página Anterior
ANGUERA TRANSPORTS, S.A.
C/ Moscou, 38 Local    Mapa
08005 BARCELONA
TEL.: 933 19 18 25
Página Siguiente Página Siguiente