FREIGHTLINER:
 
El primero, un Fageol convertido a cabina avanzada

La historia de Freightliner empieza a finales de los años '30 cuando Leland James, fundador de Consolidated Freightways -una empresa de transporte- se encontró con la necesidad de adquirir camiones más ligeros, fuertes y económicos que los que había en el mercado, con potencia suficiente para atacar las fuertes pendientes de las carreteras del Oeste de los EE.UU. Como no encontró a nadie que se los fabricara, decidió construirlos el mismo.

De las instalaciones de mantenimiento que poseía en Salt Lake City, salieron los primeros camiones en 1942, reconstruyendo camiones marca Fageol. Gracias a la gran cantidad de aluminio que incorporaba, podía llevar 2.000 libras más que cualquier otro de la competencia.

Pero la 2ª Guerra mundial estaba en marcha y tuvo que pararse la producción. Tras este paréntesis, la construcción se reemprendió, pero en la sede de Portland. Todos los camiones producidos se destinaban a la propia empresa hasta que en 1949 "descubrieron" que los costos se reducen al aumentar la producción y empezaron a vender sus camiones a otras firmas. El primero fue vendido a la Hyster Co. Con el nombre de Hyster Nº1, se convirtió en una leyenda: fue retirado del servicio tras casi 6.500.000 Km. recorridos y donado al museo Smithsonian de la ciencia y la tecnología. 

El primero vendido al público, mucho antes de ir al museo.

Crear una red de distribución y talleres por todo el país es tarea compleja, por lo que en 1951 llegaron a un acuerdo con otro fabricante de camiones, White Motor Co., para aprovechar su red comercial.  Los camiones de cabina avanzada White-Freightliner se convirtieron en un icono americano durante el siguiente cuarto de siglo.

En 1961 construyen una fábrica en Burnaby (Canadá) para poder vender en este mercado sin pagar las elevadas tasas de importación. La producción sigue aumentando y se crean más fábricas en Indiana y California, además de ampliar  la de Portland.

Siempre innovando, pronto presentaron cabinas y habitaciones integradas de aluminio, la primera cabina completamente abatible y experimentaron con turbinas de gas.

Ya con el logo de White-Freightliner

En la década de 1970 amplían la gama de productos incorporando los electrodomésticos y equipo agrícola. Pero el rendimiento de estas divisiones no llega a compensar la inversión de capital realizada y cuando llega la crisis del petróleo de 1973 la empresa sufre una fuerte sacudida.

En 1974 finaliza la relación con White. A partir de este momento Freightliner tiene que crear su propia red de distribución. Todos sus camiones son de cabina avanzada ya que para la máxima longitud legal tienen mayor capacidad de carga. Pero cerca del 50% de los camiones estadounidenses tienen "morro largo" así que para sobrevivir empiezan a fabricarlos también con esta configuración, más sencillos de conducir y de mantener. A pesar de la crisis, hasta 1979 Freightliner crecía en ventas y construyó nuevas fábricas.

El Turboliner fue un camión experimental con motor de turbina de gas de 1965. Arrastrando un tren de carretera con los colores de la consolidated Freigthway

El transporte en los EE.UU. estaba fuertemente regulado, con unas normas que favorecían las grandes empresas y limitaban la competencia. En 1979 la administración Carter desregularizó el mercado y los nuevos operadores de transporte empezaron a comerse el mercado de la empresa matriz, Consolidated Freightways. En 1982, cuando esta presión empezaba a ahogarles, se aprobó otra ley que relajaba las normas de peso y longitud para los camiones. En particular se limitó la longitud del remolque pero se liberó la longitud total de modo que los camiones de cabina avanzada, la base de Freightliner, perdían su ventaja. Además las nuevas especificaciones exigían cambios mecánicos en toda la gama.

Con la Consolidated luchando por sobrevivir, todos estos cambios que iban a implantarse se convirtieron en un quebradero de cabeza añadido. Decidieron vender la división de camiones para concentrarse en la de transporte. No fue suficiente y continuaron languideciendo hasta su desaparición en 2002.

Prototipo de 1973, ya de morro largo y sin el logo de White.

Daimler-Crhysler (Mercedes) compró en 1981 la Freightliner. Con el soporte del gigante de la automoción, siguieron investigando e innovando. Al cambiar las leyes sobre pesos y medidas, rápidamente incorporaron el eje delantero invertido para aumentar la capacidad al máximo legal.

La década de 1980 fue muy mala para todos los constructores de camiones, pero bajo la batuta de Mercedes Freightliner se fue manteniendo.

En 1987 fue el primer constructor americano en incorporar ABS en un camión y en 1994 el primero en ofrecerlo como equipo de norma en toda la gama.
 

Freightliner Coronado, o lo que ocurre cuando no se limita la longitud total del vehículo.

En 1991, y utilizando la red de Mercedes Benz, Freightliner entra de lleno en el mercado de la exportación llegando a ser, sólo un año mas tarde, el líder estadounidense en la exportación de camiones. Se reorganiza la estructura empresarial, cerrando algunas fábricas y abriendo otras en el extranjero. En 1995, el 25% de los camiones pesados vendidos en Estados Unidos eran Freightliner.

Se asocian con Oshkosh para fabricar las grandes flotas de furgonetas especiales de UPS y de Cintas (una gran empresa especializada en fabricar, lavar y mantener uniformes), compran American LaFrance (el principal fabricante de camiones de bomberos del país), Thomas Built Buses (especialista en autobuses escolares) Western Star Trucks (la división canadiense de White) Detroit Diesel Corp. (antigua filial de GM para vehículos pesados) y crean Sterling Trucks para producir camiones diseñados por Ford, especialmente la gama de recreativos (autocaravanas y similares)

Mercedes-Benz Freightliner

En el año 2001 la empresa vuelve a estar en dificultades, en buena parte debido a una mala gestión, que permitió que se acumulase un enorme parque de camiones usados invendibles. Se cambia la dirección, vuelve a reorganizarse la producción con el cierre de algunas fábricas y la venta de la división de vehículos de emergencia American LaFrance a un fondo privado.

En 2008 Daimler-Chrysler vendió la división Chrysler a Fiat, cambió su nombre a Daimler AG y el de Freightliner por Daimler Trucks of America.

Siguen vendiéndose con la marca Freightliner toda clase de camiones pesados, vehículos recreativos y hasta la furgoneta Sprinter (que en Europa se vende como Mercedes y en los EE.UU. como Dodge hasta la venta de Chrysler) Sigue en plena reorganización la estructura de la empresa, que ahora tiene fábricas en México, Sudáfrica y Australia.

 

White-Freightliner de 1975 White-Freightliner Serie 70 en Polonia.

White-Freightliner Serie 61, de cabina extra corta.

Dos Freightliner de la Consolidated Freightways ayudándose a capear un temporal.

Página anterior Página Anterior
ANGUERA TRANSPORTS, S.A.
C/ Moscou, 38 Local    Mapa
08005 BARCELONA
TEL.: 933 19 18 25
Página Siguiente Página Siguiente