MERCEDES - BENZ / DAIMLER /BENZ:
 
El primer camión Daimler de 1896. Era un simple carruaje motorizado.

El ingeniero Gottilieb Daimler es nombrado inspector de talleres de una fábrica de maquinaria en 1863. Allí coincide con otro ingeniero, Wilhelm Maybach.

En 1872 Daimler y Maybach son contratados por la Gasmotorenfabrik Deutz, donde conocen a Nicolaus August Otto. Otto es reconocido como creador del motor de cuatro tiempos y por tanto padre de la automoción moderna.

Su motor sólo funcionaba con gas y por tanto sólo era apropiado para instalaciones estacionarias. Otto, en colaboración con sus brillantes ingenieros, consiguió por fin un motor práctico a gasolina.

El primer camión Benz de 1896. Era una evolución de su ligero triciclo, capaz para tan sólo 600 Kg de carga.

Otto concebía sus motores todavía con los parámetros de las máquinas de vapor: grandes y girando a muy pocas revoluciones (alrededor de hasta 100 RPM). Daimler pensaba -acertadamente- que motores más pequeños pero funcionando a mayor velocidad producirían más potencia y de forma más eficiente. Y con motores pequeños podía pensarse en su aplicación al automóvil.

En 1882 Daimler y Maybach abandonan la Gasmotorenfabrik Deutz y con los ahorros del primero, montan en el invernadero de su finca un taller donde consiguen crear un motor de sólo 70 Kg capaz de girar a 900 RPM.

Lo patentan como motor ligero de combustión interna.

Naturalmente, enseguida se plantearon construir un vehículo automóvil. Decidieron empezar con lo más sencillo: ponerle motor a una bicicleta, creando la primera motocicleta de la historia.

Camión Daimler de 5Tm de 1898. Mucho más evolucionado técnicamente pero todavía un carro motorizado.

Pero no resultó una tarea fácil y les costó más de un año construir un chasis adecuado para ella. Finalmente lo lograron en 1885 y Maybach fue el primer conductor de un vehículo de gasolina: una especie de motocicleta con ruedines de gran tamaño.

Logrado el primer hito, compraron un carruaje y le empezaron a acoplar su motor en 1886.

Pero se enteraron de que un tal Benz, no muy lejos de su taller, había construido un triciclo a motor. Aceleraron su trabajo, para conseguir finalmente que el primer automóvil de cuatro ruedas de la historia fuese un Daimler.

Camión Benz BK1 de 1910.

Karl Benz, por su parte, fue un ingeniero algo más joven que montó su propio taller mecánico. En el creó su propio motor a ciclo de dos tiempos y posteriormente de cuatro tiempos tipo Otto.

Basándose en el trabajo de Daimler y Maybach construyó un triciclo. Tenía una potencia ridícula (0,88 CV) y se averió muchas veces durante las pruebas iniciales cosechando burlas del público. Pero consiguió adelantarse a Daimler y construir el primer coche, aunque fuese de tres ruedas.

Benz no tiene capital propio, por lo que necesita socios. Crea vehículos de cuatro ruedas, pero está disconforme con la poca fiabilidad de su motor y no quiere ponerlo a la venta hasta que no funcione a su gusto. Eso irrita a los accionistas, que no ven beneficios y algunos le abandonan.

Daimler DR en 1917. Ya lleva la famosa estrella de 3 puntas en el radiador.

Sus motores de gas estacionarios consiguen mantener a flote la empresa de Benz y le permiten dedicar tiempo al desarrollo de su coche.

Siguen las tiranteces con los accionistas porque, aunque ya venden coches, Benz no quiere motores más rápidos como Daimler sino más seguros.

Ambos fabricantes ya están plenamente establecidos en la última década del s.XIX.  Por esa época, Daimler y Maybach tuvieron divergencias insalvables con sus accionistas y decidieron retirarse de la empresa.

Mercedes-Benz LO2000, entre los pioneros del Diesel

Sin sus fundadores la Daimler vendió diversas licencias y patentes, pero vivieron momentos críticos. Finalmente tuvieron que contratar nuevamente a Daimler y Maybach dándoles carta blanca en la gestión. Con ello la empresa  reverdeció sus laureles.

En 1896 tanto Daimler como Benz fabrican su primeros camiones, derivados ambos de los turismos que producían. El de Benz podía acarrear 600 Kg, mientras que el de Daimler estaba homologado para 1.500 Kg. Eran máquinas muy rudimentarias, con el motor bajo el compartimiento de carga y sobre el eje trasero.

En 1898 Daimler ya fabrica un camión de 5 Tm. de carga y motor delantero. Pero los camiones todavía son una herramienta cara y poco fiable. Los carros de caballos siguen siendo más eficientes.

Mercedes-Benz L10000 de 1937

Por sorpresa en esta historia, aparece Emil Jellinek. Un adinerado comerciante austriaco, cónsul de Austro-Hungría en Francia, que compite en carreras de automóviles con cierto éxito.

En 1899, para despistar a sus competidores, en una importante carrera (La Paris-Niza) decide inscribir su Daimler con el pseudónimo de "Mercedes".  Este era el nombre de la hija de Jellinek y tanto le gustaba que más adelante se cambió el apellido por Jellinek-Mercedes.

Jellinek hizo una oferta extraordinaria a Daimler: a cambio de garantizar la venta de un importantísimo número de coches, se quedaba con la importación exclusiva para diversos países de Europa y América. Adicionalmente, aconsejaba mejoras fruto de su experiencia en competición. Y lo más importante: el acuerdo especifica que venderá los Daimler con la marca Mercedes.

Mercedes-Benz L4500 de 1941

Durante la época turbulenta sin su creador, la empresa de Daimler había vendido diversas licencias y patentes. En Inglaterra los derechos exclusivos del nombre Daimler se cedieron a un fabricante local que producía bajo licencia sus automóviles. El acuerdo impedía a Daimler vender en ese país sus propios vehículos, aunque fuesen modelos distintos de los ofertados localmente. Así que el cambio de marca permitiría obviar las consecuencias legales de esta transacción que no había resultado tan buena como se preveía. La extravagante idea de cambiar un nombre de sólido prestigio como Daimler por el (para los europeos de su época) exótico nombre de una niña de 10 años cobra sentido así.

L-701 con cabina reglamentaria de madera. Mercedes no aceptó de buen grado la imposición de fabricar bajo licencia Opel este camión, por lo que no le puso ni su logotipo.

Daimler fallece al poco de alcanzar este histórico acuerdo, y poco después Jellinek accede al consejo de administración de Daimler. No es hasta 1902 que Mercedes pasa a ser oficialmente nombre de la empresa.

A partir de 1905 la evolución se acelera: chasis de acero, ruedas de fundición en vez de madera, transmisión por eje en lugar de cadena, motor de válvulas en cabeza... poco a poco la fiabilidad aumenta y con ella las ventas.

Los hijos de Daimler crean el famoso logotipo de la estrella de 3 puntas en 1909. Simbolizaban la motorización de tierra, mar y aire. Con algún rediseño, es el que sigue utilizándose actualmente.

La fábrica de turismos, en cuanto pudo reconstruirse, produjo las pequeñas furgonetas de reparto 170

Llega la primera guerra mundial. Como todas las guerras, supuso un aumento de las ventas y forzó una evolución acelerada: ruedas con neumáticos, cabinas cerradas, mayor capacidad de carga y fiabilidad... También aparece el "motor de aceite crudo" primera versión del motor Diesel.

Todavía muy imperfecto, no es hasta 1923 que este motor pionero equipa camiones verdaderamente fiables y económicos.

El armisticio de 1918 puso fin a la guerra pero constituyó una debacle para Alemania: El Imperio Austro-Húngaro desaparece, se deben ceder grandes extensiones de tierra a Francia o Polonia, deben pagarse enormes cantidades de dinero en oro o divisas fuertes como compensación de guerra, el ejército queda prácticamente disuelto. Como consecuencia, el marco alemán pierde su valor y la joven república de Weimar sufre una hiperinflación y una crisis sin precedentes.

El versátil UNIMOG. Aquí equipado con un compresor de aire en la toma de fuerza delantera para obras públicas.

En este contexto, Daimler y Benz dejan de ser rivales comerciales. Deciden fusionarse para sobrevivir en 1926. 

En un tiempo sorprendentemente corto, la nueva marca presenta una gama completa de camiones entre 1 y 5 Tm. Se traslada la producción de camiones y de motores diesel a la planta de Gaggenau (Baden, Alemania)

El éxito no se hace esperar. A pesar de la gran depresión alemana y de la crisis mundial de 1929 las ventas crecen.

Camión diesel es prácticamente sinónimo de Mercedes-Benz (90% de este mercado en Alemania en 1931) Son característicos de este período los camiones con larguísimo capó que albergan motores diesel cada vez más potentes y con hasta tres ejes en el L10000 de 10 Tm.

L6600 frente a la reconstruida fábrica de Gaggenau en 1950

1939 fue otro año de inflexión. El inicio de la Segunda Guerra Mundial obligó a aparcar la producción de vehículos civiles. Se reduce la gama y se aumenta la producción enormemente. En 1944, con la derrota inminente y graves problemas de abastecimiento, el gobierno alemán ordena a Mercedes que fabrique el L-701. Lo curioso del caso es que el L 701 no es más que otra denominación de un camión de la competencia, el OPEL-Blitz (Opel Relámpago) de 3 Tm. El Opel, de gasolina, es mucho más ligero y económico que los Mercedes de 3 Tm, todos Diesel. Los produjeron primero con la cabina original, pero posteriormente con otra más cuadrada de madera para economizar acero.

LP315 en 1956. Fue la primera incursión de mercedes en el mercado de camiones con cabina adelantada (Cab-over)

En 1945 Alemania está destruida casi en su totalidad y dividida. Se necesitan miles de camiones y maquinas para reconstruir el país.

Las autoridades de ocupación autorizan a Mercedes a reemprender la construcción de camiones. La fábrica de Mannheim sufrió menos en los bombardeos y en seguida pudo empezar a producir L 701, del que seguían teniendo licencias y utillaje.

Pocos meses después la fábrica de Gaggenau mostraba los primeros L 4500, de mayor porte.

L1113. Esta peculiar cabina de capó corto y redondeado era más del gusto de los ingenieros de Mercedes. Se vendieron en grandes cantidades por América, África y Asia, cosechando fama de indestructibles.

Aparece el UNIMOG en 1946. Es un pequeño camión con tracción 4x4 y capacidad de montar implementos agrícolas y forestales de toda clase. Aunque su diseño empezó a gestarse durante la guerra para agilizar la producción agrícola, no es hasta 1946 que llega a las plantas de montaje.

En la actualidad, casi 80 años después, sigue produciéndose. Ha evolucionado con los años, pero desde su nacimiento se convirtió en el estándar de facto entre bomberos forestales, explotaciones madereras, ejércitos y exploradores. También es muy habitual su uso como vehículo recreativo, a menudo tras su adquisición como surplús de algún gobierno y su conversión en autocaravana.

El primer vehículo de diseño totalmente nuevo no aparece hasta 1949, el  L 3250.

La normativa europea de pesos y medidas se endureció en la década de 1960. Tuvo que renovarse la gama de cabinas LP, que acabarían siendo el estándar. LP 1620 en 1963.

En 1955 aparecen los primeros camiones Mercedes tipo "cab-over" (cabina adelantada) A algunos ingenieros de la marca no les gusta este tipo de cabina porque en ese momento proporcionan poca seguridad al conductor en caso de colisión.

Diseñan una nueva cabina con el "morro" mucho más corto y ancho que el convencional pero no tanto como en las cab-over, la serie "L".  En una amplia variedad de configuraciones y pesos, camiones con ambas cabinas convivieron durante décadas y cimentaron una fama de durabilidad por todo el mundo.

Mercedes NG1624, 2032 y 1632, con la cabina remodelada, en 1973

Los reglamentos de tráfico europeos endurecen progresivamente los requisitos de longitud máxima ya a principios de la década de 1960. Eso obliga a producir nuevas cabinas aún más cortas que relegan las tradicionales a nichos de mercado cada vez más reducidos.

Mercedes está bien posicionada para afrontar la crisis del petróleo de 1973. Absorbe a los fabricantes estadounidenses Freightliner, Western Star.

La década de 1990 representa un fuerte empuje hacia la reducción de emisiones y la gestión electrónica del motor, con la serie Actros (1996) y Atego (1998)

Mercedes ACTROS

En 1998, Daimler Benz se fusiona con el gigante americano Chrysler. Aunque se presentó como una fusión entre iguales, en realidad fue prácticamente una absorción en la que ambas empresas mantienen su marca pero la dirección depende de Daimler.

El siglo XXI empieza con más cambios para reducir las emisiones, pero también la eclosión de la electrónica aplicada a la seguridad activa: Asistencia de frenada de emergencia, control de estabilidad, control de la caja de cambios....

La historia de Mercedes en España (ENMASA) está en esta página de La Galería.

 

Página anterior Página Anterior
ANGUERA TRANSPORTS, S.A.
C/ Moscou, 38 Local    Mapa
08005 BARCELONA
TEL.: 933 19 18 25
Página Siguiente Página Siguiente