SCANIA:
 
Camión Vabis de 1902 cargado de patatas

Maskin AB Scania fue fundada en Malmö (Suecia) en 1891, para construir bicicletas Humber. Pronto empezaron a construir automóviles con motor bicilíndrico Kamper. También en 1891 se fundó la AB Vabis en Södertälje, para construir vagones de ferrocarril. En 1897 pasaron a producir también automóviles.

En 1911 se unieron ambas firmas, aunque conservaron su personalidad independiente hasta 1914: Scania se especializó en camiones y Vabis en coches, aunque ambas construían coches con la mayoría de piezas comunes. En este año construyen el primer autobús, de 12 plazas.

En 1913, fundan una subsidiaria en Dinamarca. Produjo coches y camiones, pero distintos de los fabricados en Suecia.

Camión Scania realizando pruebas en 1909

Básicamente todos los vehículos se hacían bajo pedido, y podían entregarse como chasis de camión o de coche indistintamente. En 1915 producen el tipo III, un motor de 50Cv., 5 litros y 4 cilindros concebido específicamente para camiones (aunque en 1917 empezó a montarse en coches de lujo). Se exportaba una parte importante de la producción a países como Rusia o Australia.

Durante la primera guerra mundial experimentaron con motores de gas de alumbrado, instalando depósitos cilíndricos en el techo. Lógicamente, la guerra representó un gran auge, construyéndose camiones artillados, ambulancias, trenes de carretera de hasta 40 tm., motores de aviación, vagones ferroviarios autopropulsados con generadores, e incluso un camión con tracción y dirección a las cuatro ruedas.

Camión con remolque Scania-Vabis en 1917 transportando leña para hacer combustible (gas o alcohol de madera)

En 1920 aparece el primer coche de la firma con luces y arranque eléctricos. Pero llegó la crisis a Scania-Vabis. Las fábricas, sobredimensionadas para atender la demanda de camiones durante la Primera Guerra Mundial, están ociosas. Miles de camiones militares son vendidos o subastados a particulares y el mercado se hunde.

Para sobrevivir, se cambia el nombre de la compañía, se crea una nueva con el nombre primitivo y la original se declara en quiebra. Con ello la nueva empresa conserva el nombre y pierde las deudas que le agobiaban.

La nueva Scania-Vabis empieza modestamente, con un pedido de autobuses mixtos para la oficina de correos sueca. Estos eran vehículos curiosos: tenían un soporte donde colocar unas ruedas auxiliares que quedaban unidas a las principales por una "oruga" de caucho. De este modo se convertían en los únicos vehículos capaces de circular por el norte de Suecia en invierno.

De la renacida Scania-Vabis, volquete de 1922. Ya con neumáticos y transmisión por cardan pero todavía con cabina descubierta.

 También construyeron motores y carburadores especiales para circular con gasolina, gas, alcohol de madera o mezclas de alcohol y gasolina. La calidad siempre fue una prioridad: Un camión entregado en 1924, fue retirado del servicio activo en 1974 con más de 1.500.000 Km.

El último coche privado salió de la factoría en 1929. Desde 1911 se habían construido un total de 735 coches, muchos de los cuales limusinas de gran lujo. Las ventas de Scania-Vabis nunca fueron excepcionales.

En 1932, empezaron a utilizar motores sistema American Hesselman, un tipo de motor Diesel pero con bujías. A la venta más de 15 años, tenían la ventaja que durante la 2ª guerra mundial se adaptaban rápidamente para funcionar con gas-oil, gasolina, gas, alcohol de madera, o gasógeno según las disponibilidades (en 1942, en plena guerra, el 90% de los camiones suecos funcionaban con alcohol de madera, único combustible fácil de obtener en ese país).

Volquete Scania-Vabis de 1935

También aparecen los primeros camiones de cabina avanzada para poder aumentar la capacidad de carga, y autobuses "sin morro" capaces de llevar hasta 60 pasajeros.

Durante la segunda guerra mundial, se produjeron bajo licencia tanques, ametralladoras de asalto, motores para los tanques que producía VOLVO, y el transporte de tropas SKP de tracción 4X4 y en producción hasta los años '80, que también construyó Volvo con el nombre VKP.

El fin de la guerra dejó unas fábricas con mayor capacidad productiva y mejor tecnología que las anteriores, y una Europa devastada que necesitaba ávidamente camiones para reconstruirse. El auge fue enorme.

Scania-Vabis L-13 de 1948 recogiendo leche

Desde 1948, Scania-Vabis también se dedica a la venta de automóviles del grupo Volkswagen (Actualmente formado por Audi, Porsche, Seat, Skoda y Volkswagen) en Suecia. En cooperación con la British Leyland, introdujeron el motor Diesel de inyección directa.

La fábrica aseguraba que el motor podía circular más de 400.000 Km., es decir, 10 vueltas a la tierra por el ecuador. Como argumento de ventas, todo camión que llegase a este kilometraje podía solicitar a la fábrica un diploma acreditativo y una medalla para poner en el camión. Aparecen los primeros autobuses con entrada delante del eje anterior para aumentar la capacidad.

Junio de 1954, entrega del camión nº 1000 al distribuidor holandés Beers NV

En 1949 se fundó en España Autotrade para vender los camiones Scania. En 1962 se vendió el primer autobús Scania en España. Desde 1984, Scania pasa a controlar directamente las ventas en España fundando Scania Vehículos SA, que pasó a Scania Hispania SA en 1993.

En 1950 empiezan a construir el autobús pesado C50 Metropol (bajo licencia Mack) con motor trasero.

En 1951 presentan el motor diesel turboalimentado. En 1953 aparece la serie L51, en producción hasta 1959, con motor de 100 Cv., 4 cilindros y 6 Tm. de carga.

En 1954 aparece la serie REGENT (L71 de 2 ejes y LS71 de 3 ejes) de 150 Cv., con frenos neumáticos. En 1957, se construye una fábrica en Brasil. En 1958 aparece el primer camión europeo con carrocería montada de fábrica sobre silent-blocks, el L75. Estuvo en producción, con continuas mejoras, hasta 1980.

Scania-Vabis L-63 de 1951 con cadenas y remolque.

En 1960 aparece el LA82, 6X6 de 5 Tm. Entre 1983 y 1987, 300 de estos camiones del ejército sueco fueron reacondicionados para mantenerlos en servicio ¡hasta el año 2005!. La capacidad de producción aumenta de 6.000 camiones/año en 1960 a 11.000 en 1966.

En 1964 se construye otra fábrica en Zwolle (Holanda). En 1967, Suecia pasa de conducir por la izquierda a hacerlo por la derecha. Muchos vehículos fueron renovados, y los antiguos vendidos a los países que aún conducían por la izquierda.

En 1968 toda la producción pasa a denominarse Scania, sin el Vabis. La razón era comercial -se recuerda más un nombre corto- pero la decisión se tomó aprovechando que una demanda de la Daimler-Benz cuestionaba el tradicional logotipo de Scania-Vabis por inducir a confusión con la estrella que usa Mercedes.

Transportando cabinas hacia la fábrica de Zwolle (Holanda)

Aprovechando también el cambio de denominación, los camiones fueron renombrados según su cilindrada (el L36 de 5 litros pasó a L50, el L76 de 11 litros pasa a L110...)

En 1969 se fusionan AB Scania-Vabis con la también sueca SAAB, pasando a denominarse la compañía Saab-Scania.

Desde 1996 cotiza en la bolsa de Nueva York y la de Estocolmo. En total, ha construido más de 1.000.000 de camiones pesados y autobuses en su más de un siglo de historia.

Scania LS-5638 de 1963 con curiosa carrocería hormigonera.

Scania LBS-140 de 1968

LT-76 6x4 enviados a la R.P. China en 1975 para trabajos forestales. La mayoría siguen en activo. En la foto todavía llevan el extraño acabado protector de la corrosión que se aplicó para su embarque marítimo.

LT-145 6x4 de 1980

Scania T-113 de 1994 en México.

Curiosa tractora 8x4 ST-730 de 2017

 

Página anterior Página Anterior
ANGUERA TRANSPORTS, S.A.
C/ Moscou, 38 Local    Mapa
08005 BARCELONA
TEL.: 933 19 18 25
Página Siguiente Página Siguiente