Skip to content Skip to footer

Multas por estar en un grupo de Whatsapp

Hace ya un tiempo que se prohibieron todos los dispositivos que avisen de la presencia de radares de tráfico. Llevar en el coche, aunque no esté conectado, un detector de radar, un GPS que avisa de la situación de radares fijos, o uno de los que además se conectan al móvil para actualizar la lista de los radares móviles que detectan otros usuarios, es motivo de sanción. Tras la entrada en vigor de la norma en 2021, todos los propietarios de GPS vimos como en la siguiente actualización de datos también se actualizó el software para ocultar estas funciones.

Pero la demanda sigue ahí, y aparecieron toda una serie de páginas web, grupos de Whatsapp y de Telegram que siguen anunciando donde están situados con la colaboración ciudadana. Ahora la Guardia Civil ha comunicado que ha sancionado al administrador de uno de estos grupos de Whatsapp que cuenta con más de 15.000 usuarios.

La DGT advierte que está estudiando modificar la ley para endurecer las sanciones y para poder multar también a todos los miembros de estos grupos.

El funcionamiento de estos grupos se basa en la colaboración de sus miembros: cuando alguien detecta un radar móvil, hace una fotografía y la sube al grupo para beneficio del resto de usuarios. Y esta es la base legal por la que ha sido sancionado el administrador de este grupo. No por facilitar que otros indiquen donde están los radares, que la ley todavía no lo impide, sino por difundir o permitir la difusión de fotos de agentes en acto de servicio. Este si que es un delito grave según la Ley de  Seguridad Ciudadana, más conocida como “Ley mordaza”

Mientras siga multándose sólo la velocidad máxima del vehículo en un punto, seguirá existiendo esta picaresca y gente que reduce la velocidad sólo en el punto donde está instalado el radar. Los radares de tramo, en que se fotografía todos los vehículos a la entrada y a la salida de un tramo, que puede ser muy largo, para calcular su velocidad media son mucho más efectivos para obligar a reducir la velocidad de los vehículos, pero su alto coste de instalación hace que todavía sean poco frecuentes.

Empresa de transportes por carretera en Barcelona

Newsletter