Skip to content Skip to footer

El gobierno, abierto a permitir la electrificación

Abiertos a la electrificación

En la España de la burbuja inmobiliaria se construyeron cientos de fábricas y polígonos industriales que nunca llegaron a abrir o quedaron infrautilizados. Para todos ellos Red Eléctrica tenía que montar la infraestructura eléctrica, ampliando líneas de alta tensión, transformadores y centrales de generación que acababan siendo innecesarias. Se llegó a tal punto que el gobierno de entonces limitó por ley esta inversión.

El cambio en las tendencias económicas actuales ha convertido esta ley en una seria limitación que impide a las comunidades autónomas atraer industrias que generarían mucho empleo en la zona pero tienen altos consumos energéticos. Especialmente las relacionadas con la base de la nueva economía: conexión a campos eólicos/solares, grandes centros de datos para la digitalización, producción de hidrógeno y de combustibles sintéticos con huella de carbono reducida, e incluso electrolineras para camiones.

Comunidades autónomas e industrias hace tiempo que piden que se aumente este límite, y por fin parece que la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, se abre a negociar este tema. Más empleo, menos contaminación, menos despoblamiento de la “España vaciada”…

Pero no todo es bonito. Subir este límite, si llega a hacerse, obligará a aumentar el término fijo de nuestras facturas de electricidad.

Empresa de transportes por carretera en Barcelona

Newsletter